Canciones de ida y vuelta. La parte de atrás.

niño bici

¡Súbete! En algún momento vamos a perder el miedo, pero será divertido, nena.

¡Sígueme! Encontraremos un rincón desde el que sacar la lengua al resto y sonreir.

¡Siéntelo! No hay nada como hacer este viaje contigo, baby.

Anuncios

Menú degustación. Mayo.

Retomo aquí mis sugerencias lectoras, en base a lo que he leído en el pasado mes de mayo:

41. Kent Haruf, Nosotros en la noche
42. Eugenia Rico, Aunque seamos malditas
43. Maria Van Rysselberghe, Hace cuarenta años
44.Miguel Torga; Portugal
45. Christopher Morley, La librería ambulante
46. Luis Rodríguez, 8.38
47.Imre Kertész, La lengua exiliada (P)
48. Roald Dahl, Cuentos en verso para niños perversos
49.Arthur Conan Doyle, El signo de los cuatro (P)
50. Monica Zgustova, Vestidas para un baile en la nieve
51. Belén Rubiano, Rialto, 11
52.Luísa Costa Gomes, Educación para la tristeza (P)

Y lo haré, al modo tradicional: proponiendo un primer plato, una opción principal y un postre …es decir, haciendo una criba sobre mis doce lecturas del mes. Digo esto porque de esos doce leídos, muchos, muchos son geniales, pero quiero ser selectiva…¡ya saben que tanta lectura no puede ser buena!

 

¡Hinquemos el diente! Este es mi menú para disfrutar:

Primer Plato. “Nosotros en la noche”, de Kent Haruf. O darte cuenta que la vida son dos días y hay que vi-vir-la.

Fue esta una propuesta de mi club de lectura presencial, obra muy recomendada en círculos de lectura y de la que había oído bastante, especialmente en los últimos tiempos, debido a la película del mismo nombre, protagonizada por Robert Redford y Jane Fonda. Y cumplió expectativas…el libro, no así la película, que no he visto para no empañar el buen recuerdo del primero.

La obra es muy breve, con un estilo muy particular que facilita no sólo su lectura, sino entrar en ella, como quien llega de invitado y ve todas las puertas abiertas. Pero ojo, porque estas obras tan sucintas, llevan consigo un arduo trabajo y a nada que repares, te das cuenta de que así, ha sido también aquí. Frases concisas, eliminación de elementos propios del lenguaje escrito (como los guiones de los diálogos) y concatenación de acontecimientos clave, hacen de la lectura de “Nosotros en la noche”, un auténtico paseo.

La historia, cuenta cómo Addie (mujer protagonista de unos 70 años) decide que lo que le resta de vida no quiere pasarlo sola. Y entonces acude a su vecino Louis para hacerle una propuesta un tanto particular.

Primera lectura de junio y última de mayo

Personalmente, creo que el valor de esa obra reside en el mensaje que transmite, en la exaltación de la libertad como valor fundamental de la vida y en cómo está contado. La maestría de Haruf para contar algo tan sencillo y hacer cómplice al lector/a en todo momento se hace patente en cada página.

El final, es para mi, uno de los puntos a favor de la historia; ya que gracias a él, la novela sube el escalafón de novela romántica, para convertirse en una historia de vida. Ya todos sabemos que la felicidad no es eterna y que entre las batallas que libramos cada día, la derrota gana en porcentaje.

Segundo plato. “Rialto,11”, De Belén Rubiano

Le he dedicado un post en exclusiva , de modo que no me extenderé mucho ahora. Simplemente diría que este es un libro para los amantes de los libros. A mi, me gustó también mucho la línea “empresarial” que toca porque guarda muchas enseñanzas interesantes.

Y el estilo de Rubiano, cargado de humor, ironía y sarcasmo, hacen que la “tragedia” sobre la que estás leyendo, sea menos tremenda.

Postre. “La librería ambulante” de Christopher Morley. ¡Vamos a empalagarnos!

Para no romper con la línea del plato principal, degustaría de postre, esta novela que sigue hablando de libros y cuyo mensaje (fuera de la forma que es sumamente sencilla, tanto que por momentos, parece que cualquiera podría haberla contado) guarda su verdadera fuerza. Para mi: la capacidad que tienen los libros, de transformar, de mutar mentes, de abrir puertas, de cambiar.

Eso sí: los protagonistas extravagantes y las aventuras que corren, la convierten en un placer lector. Terminarás con una sonrisa.

 

No puedo terminar mis proposiciones, sin dedicar dos postdatas:

  1. Si tienes hijos entre 8-10 años, lee con ellos “Cuentos en verso para niños perversos” de Roald Dahl. Un librito cargado de humor y rimas estupendas, al más puro estilo “Bola de cristal”
  2. La portada de este post, es la cartulina promocional, de la exposición de pintura de Viki Rivadulla, que visité en mi ciudad y casi, casi, coincidió con la lectura de “Aunque seamos malditas”, de Eugenia Rico. Una novela en la que no conseguí entrar al 100%, pero que desgranaron de manera fabulosa, participantes del club de lectura virtual Redleyendo y a quienes, desde aquí, dedico este guiño.

 

 

Rialto, 11. Delicia libresca

Creo que no he llegado a contar aquí (debido a mi abandono temporal del blog) que uno de los retos que sigo este año es el tarro-libros.

Se trata de ir introduciendo en un tarro (prometo enseñarlo en próximas entregas) , un euro por cada título que lees. El dinero recaudado, irá destinado a la adquisición de otros libros al cierre del año. 

Bien, esa es mi versión, pero la gente ha ido adaptándolo: metiendo otras cantidades de dinero, seleccionando durante el año una parte para reinvertir, etc. Pero la esencia es la misma: recolectar en un bote, dinero por los libros que lees. Pueden seguir y conocer más del reto en las diferentes rr.ss. a través del hashtag #tarrolibros2019, si tienen más curiosidad.

En fin, que el libro que motiva esta entrada es uno de mis últimos euros de ese tarro y casi, casi, me animo y pongo 5 por lo mucho, muchísimo que me ha gustado.

rialto 11

 

“Rialto,11” es la historia de una librera y sus peripecias en la librería de su propiedad que, al tiempo, da nombre al libro y las vicisitudes que ha ido pasando hasta llegar al cierre.

Pero gracias a la deliciosa edición de Libros del Asteroide y al estilo de la autora, vengo a confesar que no he podido más que comportarme como una auténtica yonqui lectora. Queriendo dosificar al extremo cada capítulo (el libro se divide en dos partes y éstas , a su vez, en pequeños capítulos) para no sólo sacarle el máximo jugo a lo que contaba, sino para disfrutarlos al máximo.

El libro cuenta la historia de alguien que un día soñó tener una librería propia y lo logró. Sólo que Belén Rubiano lo hace con un estilo muy particular: cargado de frases largas y que al principio parecen liarte, pero lo que está haciendo,  en realidad, es “meterte en sus redes”; empleando muchas dosis de humor y contando una experiencia real. Tal vez un poco “novelada” en ciertos tramos (aunque apostaría que todo lo contado ha podido ser vivencia propia 100%), pero que no deja de ser el relato de quien abre un negocio y se encuentra con mil anécdotas.

Mi ejemplar es de la biblioteca, pero con seguridad, me haré con uno propio. Yo, que también estoy al frente de un negocio, no sólo me he visto reflejada en sus cuitas, sino que he aprendido cosas nuevas y me ha abierto la imaginación de cara a posibles proyectos que tengo en mente.

El título se enmarca en el grupo de esos  libros que adoran los amantes de los libros, pero puede llegar a un público más amplio. Y para quienes vivan en Sevilla, recorre lugares muy concretos de la ciudad, reconocibles con seguridad.

El marcapáginas de la foto está realizado en goma eva y lo comercializamos en Go diva’s disponible en varios colores y con envío a toda España.

“Rialto, 11.” Belén Rubiano. Ed. Libros del Asteroide. 238 pág.

Proyecto “La parte de atrás”

Un poco disgustada con experiencias de otro blog que coordinaba, me dejé llevar por el abatimiento y abandoné éste que ustedes leen hoy.

Parece que mi cámara me ha animado a iniciar un proyecto de imágenes y palabras y con seguridad, este es el sitio adecuado para agruparlo, darle forma y difundirlo. Así que retomo las riendas de este blog, en el que espero poder contar con ustedes. Para contarles y que me cuenten también.

La parte de atrás agrupa fotos de autoría propia, con pequeños textos y en sus instrucciones de uso, se recomienda que éstos sean leídos en alta voz, al tiempo que se observa la foto con ojos soñadores.

Les invito, por tanto, a pasear por estas historias y a que se atrevan a darle un “me gusta” o a comentar impresiones.

tarde a solas

 

Aló estaba: sentada mirando cara ao futuro. Semellaba na procura do que ía acontecer o domingo electoral. Lembrou que todo muda para quedar igual, coma no Gatorpardo. Así fora dende que tiña uso de razón. “Seica o vindeiro martes- día de mercado- voltarei ca miña cadeira, o cesto e mailos queixos para botar unha ollada ao futuro. E xa non haberá eleccións para as que mirar”.


Allí estaba: sentada mirando hacia el futuro. Parecía que buscaba lo que iba a ocurrir el domingo electoral. Se acordó que todo cambia para quedar igual, como en “El gatopardo”. Así había sido desde que tenía uso de razón. “Creo que el próximo martes -día de mercado-, volveré con mi silla, el cesto y los quesos para echar una ojeada al futuro. Y ya no habrá elecciones hacia las que mirar”.

Menú degustación septiembre-octubre

Espero que alguno de vosotros haya echado en falta el menú degustación de septiembre…Pasó, que a pesar de haber leído unas cuantas cosas, no tenía una tríada para conformar un menú en condiciones. Sin embargo, ¡ojo! que mis lecturas de octubre han venido a atajar un posible “bajón lector”.

Aquí va el listado, en donde como siempre, los libros con enlace, son ejemplares Bookcrossing sobre los que puede revisarse el diario de viaje.

Septiembre

99.Edgar Wallace, El hombre que no era nadie 04/09/18 (P)
100.Hiromi Kawakami, Abandonarse a la pasión 14/09/18 (P)
101. Sergio del Molino. La mirada de los peces 19/9/2018
102. Llucía Ramis. Las posesiones 21/9/2018
103.Dawn Ades, Salvador Dalí 24/09/18 (P)
104.Valentín Paz Andrade, Diarios de viaje 26/09/18
105. Linda D. Cirino. La vendedora de huevos 26/9/2018

Octubre
106.Sebastien Chrisostome, ¡Nadad libres! 2/10/18
107.VV.AA., Amaniaco, nº13 7/10/18 (P)
108. Ian McEwan. Sábado 8/10/2018
109.James Ellroy, Ola de crímenes 9/10/18 (P)
110. Jean Rhys, Ancho mar de los sargazos 18/10/2018
111. Hanya Yanagihara, La gente en los árboles 22/10/2018
112. Carson McCullers, Reflejos en un ojo dorado 25/10/2018
113.Enrique VIII, Cartas de amor de Enrique VIII a Ana Bolena 27/10/18 (P)
114. Ramón Martínez de la Riva Labarta, Bruxas, meigas e meigallos en Galicia 30/10/2018
115. Olga Novo, Nós nus 31/10/2018
116. Yolanda Castaño, Vivimos no ciclo das erofanías 31/10/2018

 

Como dije, de Septiembre diré que “Las posesiones” de Llucía Ramis no me ha parecido tanto como he leído por ahí;sergio del molino “La mirada de los peces” de Sergio del Molino (propuesta de lectura en Redleyendo) arrancó con mucha fuerza, pero fui perdiendo interés en la lectura debido seguramente, a la poca concreción en el objetivo del escritor a la hora de narrar (no es novela, propiamente dicha).

Al principio, parecía centrarse en la vida de Antonio Aramayona, pero luego se diluyó demasiado como para que la totalidad del libro llegase a interesarme y/o gustarme.

 

Con respecto a “La vendedora de huevos” de Linda D. Cirino, puedo decir que, a pesar de presentar una (otra) historia de nazis y víctimas, se llevó mi mejor impresión del mes: contada de manera aséptica desde la voz de la protagonista, logra interesar al lector por ofrecer un punto de vista distinto: el enfoque desde lo rural.la vendedora

 

Ante el “éxito” conseguido en septiembre, decidí conformar mi menú lector, sólo con títulos de octubre, porque ahí sí que toqué grandes narraciones.

Y este es un menú para disfrutar.

Primer Plato: “Sábado”, de Ian McEwan. Abrir boca con calma, para alcanzar el cúlmen.

Ian McEwan es un autor que me gusta mucho porque casi siempre, en todas sus obras plantea un dilema moral a través de los personajes. Te pone un tema sobre la mesa que los personajes resuelven de una manera, pero al tiempo, deja la puerta abierta para que el lector/a reflexione acerca de cómo lo haría él/ella.

Es cierto que esta novela se desbanca un poco de otras que he leído: necesitas bastante tiempo para “entrar” en ella, pero cuando parece que sigue sin pasar nada, pasa y ahí es cuando comienza el espectáculo. Porque otra de las cosas que he descubierto en las obras de McEwan, es el empleo (y cuanto más lo leo, más preciso me parece en este aspecto) de la música. Como coadyuvante incisivo en la historia que está narrando.

Con “Sábado” he descubierto cuánto y cómo de potente resulta la lectura junto a la música que suena. Como lectora, entiendo y alcanzo cotas de comprensión y aprehensión que serían inexistentes sin conocer esa música.

Si empiezas con McEwan, recomendaría hacerlo con “El inocente”, pero tanto este título del que hablo hoy , como “Ámsterdam”“Expiación”, son otras de sus mejores opciones.

Segunda Plato: “La gente en los árboles” de Hanya Yanagihara. Ficciones que generan lectores.

Autora desconocida para mi, si bien alcanzó gran fama y reconocimiento con “Tan poca vida”, obra escrita a posteriori de esta, pero publicada antes en España.

Desde el inicio me ha tenido enganchada esta historia: la de un científico que es premiado con el Nobel por haber descubierto una rara enfermedad y en el declive de su vida, es encarcelado por cometer abusos sexuales con sus hijos.

Dicho así, te pica la curiosidad: ¿es un caso real? , ¿cómo alguien puede llegar a tener veintitantos hijos? , ¿de qué enfermedad hablamos?,  ¿puede un insigne científico ser una persona tan depravada?

Así que empiezas a leer y en nada, te das cuenta de que resulta una historia fascinante: por lo “original” del planteamiento; por la capacidad de inventiva de la autora (no, el Dr. Norton Perina no existió en la realidad) para hacer creíble lo increíble y el trabajo de documentación tan exhaustivo; por el estilo narrativo: fácil, sugerente, en ciertos puntos emocionante y con un personaje principal que desde el minuto uno, es deplorable. Y ahí radica su atractivo. Tal y como en su día me pasó con “Claus y Lucas” de Agota Kristoff, los odias, pero quieres conocerlos a pesar de eso.

la gente en los arboles

“La gente en los árboles” es probablemente una novela que no habla sólo de la vida de Norton Perina, sino del abuso en general. entendido desde diferentes ópticas: abuso de superioridad, abuso sexual, abuso de derecho, abuso de confianza,…

Y cuando lo terminas, te quedas con todo removido por dentro. El cierre del libro es un toque maestro, que viene a resolver casi todas las dudas que el lector puede haberse planteado durante las páginas previas.

Postre: “Reflejos de un ojo dorado”, de Carson McCullers. Dulces palabras para envolver tragedias sureñas.

Sólo si antes has leído a Faulkner, me atrevería a recomendarte a McCullers. Para poder entender la dimensión de lo que narra y así poderla degustar en la totalidad de lo que ofrece. No es fácil empatizar con lo que ella cuenta y este no es su título más logrado; sin embargo, te gustará la historia si eres fan del ambiente sureño americano: tragedias y personajes al límite.

“Reflejos en un ojo dorado” es como terminar comiendo una trufa de chocolate negro, rellena de sal…no es para todos los paladares, pero tiene hay quien acepta muy bien ese contraste de sabor.

 

 

Ocho razones para amar una biblioteca

Un día muy especial y Santiago, así nos lo recuerda (visiten su blog). Yo añadiría a esas razones, muchas otras, pero ahora mismo se me ocurre: el club de lectura, que me ha permitido compartir mis impresiones lectoras con gente muy dispar y de esta forma enriquecerme.

Y de paso, os cuento que participo estos días en la iniciativa #PilladoenlaBiblio con imágenes como esta:

biblio comic

Picture of a library drawer by Sanwal Deen Library drawer by Sanwal Deen

Hoy es en España el Día de la Biblioteca. El evento se celebra desde 1997 por iniciativa de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil en recuerdo de la Biblioteca de Sarajevo, destruida en 1992 durante la guerra de los Balcanes.

Estas son ocho razones por las que amo las bibliotecas:

1.- El silencio
2.- Los tesoros escondidos
3.- El viaje en el tiempo
4.- La mezcla de edades
5.- Los libros descatalogados
6.- Los desprecios secretos
7.- Las miradas cómplices
8.- El recuerdo de las primeras lecturas

¿Cuáles son las tuyas?

Ver la entrada original

Bookcrossing más extremo que nunca

Cuando Verónica decidió nombrar Extremo a este Encuentro, seguro que jugaba con las palabras y no creía que, efectivamente, esta reunión nacional de Bookcrossing sería: excesiva, suma, exagerada…que estaría en su grado más intenso. Pero así fue.

Unas jornadas fabulosas que no sólo consiguieron reunir a bookcrossers de toda España y el extranjero, sino que gracias a los más de 2500 ejemplares reunidos para la ocasión, la gran liberación programada para el sábado 13 de octubre, fue un tremendo éxito.

liberacion3

Pero como esta crónica también quiere estar a la altura, vayamos por partes y contemos todo al detalle, que al fin y al cabo es lo más jugoso.

El programa del Encuentro Extremo celebrado en Mérida estaba conformado previamente, con diversas actividades beceras, culturales y gastronómicas, en el marco de tres días de gran intensidad. Pero el grueso de esas propuestas, tuvo lugar el sábado 13 de octubre.

JORNADA 1. Viernes 12 octubre.

El viernes hubo un picnic de bienvenida, que finalmente se realizó en el hotel donde la mayor parte de los beceros estábamos alojados- por momentos existió el miedo generalizado de que Leslie se presentase también al encuentro- y en esa misma tarde, se hicieron paseos para recorrer parte  del entorno monumental de la ciudad.escenario1

Un escenario como Emérita Augusta, merece no sólo ser contemplado, sino conocido, fotografiado, apreciado, valorado y todo lo que os podáis imaginar.

Era mi primera visita a la ciudad y tengo que decir que he quedado impresionada por la importante puesta en valor del patrimonio cultural que encierra Mérida.

Monumentos y restos arqueológicos tratados con mimo y diría, elevados en su consideración,  para mayor disfrute del visitante.

 

Por la noche, los beceros nos reunimos junto a una mesa y se celebró una jam literaria.

JORNADA 2. Sábado 13 octubre.

El sábado era necesario estar con fuerza a tope para afrontar la descarga en la Pza de España de esos 2500 libros…los encuentros bookcrossing tienen como eje principal una gran liberación, pero ésta se salía del mapa!!!

Así que todo comenzó con unos churros (invitación de la organización) , por aquello de que este iba a ser un churro-encuentro…un encuentro de cuatro amigos que se juntan para verse y soltar libritos…pero iba, porque sólo quedó en una intención ingenua.

Cajas y cajas y maletas y bolsas y cajas de libros dispuestas para ser abiertas y soltar más de 2500 títulos registrados en Bookcrossing.

cajas cajas

De hecho, los números de la web no mentían y Badajoz figuraba, por ese entonces,con cerca de 2200 libros dispuestos para ser cazados. Y digo por ese entonces, ya que a la suma que los beceros fuimos capaces de juntar, luego hubo de sumarse lo que los emeritenses traían de sus casas.

liberaciones badajoz

Montones de libros dispuestos a vivir una nueva vida.

cadena descarga

Claro que ese tipo de “descarga” requiere organización y trabajo en equipo. Las cajas no tiene patas y era necesario acercar los libros a la fuente de la Pza. de España.

Vale: ¡cadena de beceros!

Llegados a este punto, la gente comenzaba a mirar con curiosidad, pero antes de descubrir todos esos libros, teníamos pendiente otra “actividad” del programa.

 

 

Se acercaba el momento de la ya, “clásica”, carrera de tacones.

En fin, una carrera -literal- de tacones-literal- en la que participan beceros y beceras, según las ganas, la predisposición y el entrenamiento de cada uno. En esta ocasión con un par de ganadores que se llevaron  tremendos marcapáginas en forma de zapato con taconazo.marcapáginas tacones

Y después de ese gran esfuerzo, el escenario estaba listo, la gente expectante y los beceros deseando ver todos los libros disponibles, presentarlos como quien hace una ofrenda. fuente mérida

Daba comienzo  la gran liberación del Encuentro Extremo 2018. Quedando la fuente, tal que así:

Los emeritenses y visitantes no defraudaron: se acercaron a ver de qué iba el asunto y muchos, trajeron sus propios libros para ponerlos en circulación.

Así es Bookcrossing: compartimos libros con el mundo para que no se queden olvidados en los estantes, para que sean de nuevo leídos, para que cumplan su fin verdadero.

Cerca de las 14h del sábado, dimos por concluida la liberación, si bien muchos ejemplares quedaron en la plaza a disposición de quien quisiese (nos consta que en la madrugada seguían siendo cazados); otros, se fueron derechitos a la nueva zona oficial de cruce que se inauguró con ocasión de este evento ( puedes consultar el listado de zonas oficiales aquí)

La primera que dispondrá la ciudad, situada en el hotel que tan bien nos alojó a la mayoría y que quedó repleta de buena lectura.zobc mérida

Y nos fuimos de comilona…madre mía qué bien se come en Extremadura y qué lujazo de organización!…y como de emociones íbamos servidos, allí mismo, vivimos otra mediante un juego de los que nos gustan tanto en BC.  Por sorpresa y sin que nadie conociese el premio de ese juego, resultó la nominación para la organización del encuentro becero 2019. Recayó en magadevigo, quien se tomó bastante bien “la patata caliente” y nos irá informando puntualmente de los avances que pueda hacer para organizar ese próximo evento.

La tarde trajo consigo una visita guiada al teatro romano de Mérida, un trivial literario junto a unas cervecitas para mitigar el calor y cuya pregunta final fue digna de “El tiempo es oro”, ¿os acordáis? Nivelazo grado supremo estos beceros.

En la noche hubo cena libre y luego nos esperaba una ruta de leyenda, repleta de fantasmas para cerrar la jornada junto a Israel J. Espino.

escenario3

JORNADA 3. Domingo 14 octubre.

No pude quedarme a las actividades programadas ese día: visitas y comida, pero me consta que fue también un exitazo. Y los nervios no se aplacaban porque todos deseamos que nuestros libros no sólo sean cazados, sino que además, quien lo recoja, haga una nota en el diario.

Afortunadamente, enseguida comenzaron a aparecer:

caza-e1539720494848.jpg

A partir de ahora, ya nadie apostará por organizar Churroencuentros, sino Encuentros Extremos. Esto ha roto moldes y sienta precedente, cómo no!


 

EPÍLOGO

Llevo muchos años siendo miembro de la comunidad bookcrossing y vivir encuentros como este, es algo muy especial. A mi me pasa que, de repente, siendo un bicho raro, no me siento así  (y no digo que los demás lo sean, sino que con ellos, me siento como cuando llegas a casa y respiras profundo). Es decir, conectar de esta forma con gente a la que sólo conoces por un foro de internet (sólo a algunos en persona porque, tal vez, viven cerca), desde luego, tiene algo de magia.

Nos unen los libros, el amor por la lectura, es verdad. Pero es que además, todos los becerros y becerras son gente solidaria, altruista y cargada de buen rollo. Te aceptan (me aceptan) sólo porque me gusten los libros. Y ya está. No hay preguntas.No importa si se te cae el pantalón, te has pintado el pelo de amarillo, lees sólo best sellers (el tipo de literatura que consumas está bien), vives en una cueva, usas un monóculo o subrayas los libros…¡te quieren igual!

manias literarias

Y me lo demuestran con cada cosa: la cesta de libros navideña, las donaciones que hacen al proyecto de fomento lector en el HULA , el amigo invisible, el día del libro y la rosa (a mi que nadie me regala libros porque dicen que es muy complicado), cada vez que te mandan o regalan un libro porque “les recordó a ti”.

No sé en qué momento merecí este karma con los beceros, pero desde aquí y en susurro (que si no me da vergüenza) : gracias por salvarme.

cazas

Conseguí contenerme con las cazas, pero es que hay libros que no pueden andar sueltos por ahí.

 

 

 

 

 

En el extremo: encuentro nacional bookcrossing

Ya he contado varias veces aquí, que soy becera, bookcrosseer, miembro de la comunidad Bookcrossing, para entendernos. Lectores que no sólo leemos libros, sino que acumulamos muchos y además, los compartimos. A veces, se los prestamos a nuestros conocidos; otras, los compartimos entre los propios beceros mediante juegos, anillos de lectura, recomendaciones, etc; y en ciertas ocasiones, organizamos encuentros para hacer liberacionesmonton de libros

 

Los libros ocupan espacio y es cierto que finalmente, terminamos por tener demasiados. De este modo, liberar es uno de los “ejercicios” más sanos que puedas hacer.

 

 

 

 

 

Liberar significa dejar que un libro siga su camino. ¿Cómo? Podemos dejarlo libre en un banco de la calle, en algún establecimiento o lugar público: tienda, teatro, estatua, … o bien, organizar una liberación para soltar, a la vez, varios libros. Esas liberaciones, pueden ser a nivel personal: porque te apetece compartir, porque sabes que no volverás a abrir ese libro y por tanto, prefieres que otra persona pueda disfrutarlo o porque hay ejemplares que se duplican, por ejemplo.

Y después, están las liberaciones organizadas en grupo. Eventos que normalmente coinciden con una celebración especial, digamos, el día del libro, por citar una.

De un tiempo a esta parte, la comunidad Bookcrossing celebra lo que se ha denominado encuentro nacional  (reunión de beceros de toda España en un lugar predeterminado) y siempre lleva aparejada una gran liberación.

La próxima semana y con motivo del puente del 12 de octubre, muchos beceros nos reuniremos en Mérida para celebrar el Encuentro Extremo de este 2018.

Un evento que cuenta con un programa de actividades completo y una liberación masiva que a día de hoy, programa soltar más de 2000 libros en la Pza. de España. Como siempre, se trata de un encuentro dirigido a miembros de la comunidad Bookcrossing, pero la liberación es una actividad abierta a todo el mundo. 

La idea de esa macro liberación es dar a conocer el movimiento, pero también que cualquier persona, traiga sus propios libros para poder compartir.

libros-etiquetas.jpg

Los ejemplares denominados bookcrossing, llevan una etiqueta con un número identificativo para poder seguirles la pista. Es decir, aquí no se trata sólo de dejar libros por ahí, sino de iniciar un “juego” con el que poder saber dónde y con quién ha estado el libro antes. Eso, y comentar qué te ha parecido el libro, claro.

captura

El encuentro de este año promete ser una gran celebración. Por el número de libros alcanzados, por la organización y porque reunir a varios beceros en un mismo sitio es sinónimo de que algo bueno está pasando.

Prometo contar el después cuando regresemos. Con fotos, anécdotas y todos los detalles. ¿Te lo vas a perder?…pues dale a seguir el blog en el botón de la derecha y así te aseguras leer el post.

 

 

 

Menú degustación agosto

El pasado mes de julio, comencé un apartado especial en este blog: un menú de sugerencias literarias. No lo olviden: aquí degusto libros y eso, merece ser compartido.

El mes de agosto fue prolífico en lecturas.He estado intentando avanzar en mi reto personal de “eliminar” títulos pendientes de mi biblioteca y lo hice bajo la premisa de que todos fuesen ejemplares bookcrossing. Además, elegí una denominación para agruparlos todos: #beceraplayera y así, este mes pasado, conseguí leer lo que veis a continuación:

Podéis seguir, como siempre, el enlace de cada título que os llevará a su diario virtual, para ver dónde y con quién ha estado previamente.

En este menú degustación de agosto, te invito a probar: “El animal moribundo” como propuesta principal; “Todo lo que no te conté “ como segundo plato y para el postre: “Malavita”.


PRIMER PLATO: “El animal moribundo” de Philip Roth.

En algún otro sitio, he comentado que me gustan los libros que te hacen pensar. Más o menos novelados (normalmente me da igual), pero que de repente, con algún planteamiento, pongan al lector/a, en un brete.

Cierto es que también leo para evadirme, lecturas más livianas, propuestas de entretenimiento. Sin embargo, cuando me encuentro con un libro que me hace repensar(me), lo disfruto más.

Bien. Eso lo hace mucho Philip Roth, quien lo haya leído, lo sabe. Y en este animal moribundo, vuelve a las andadas. Me recuerda, en ese sentido, a Ian McEwan: sembrando dudas éticas o morales en el lector/a.

Esta vez, presenta un protagonista que tiene una relación con el sexo, fascinante. Y digo esto, queriendo decir que atrae, llama la atención, despierta la curiosidad. Porque el  profesor David Kepesh es un tipo soltero, entrado en años, sin cargas,…una manera de reflejar la dualidad entre libertinaje Vs represión, en torno al sexo. Y no es fácil que el profesor te caiga bien, especialmente si eres mujer, creo. Existen muchas ideas machistas en ese personaje y planteamientos incluso hirientes, diría. Ah, pero eso me atrae. Roth consigue crear una atmósfera en la que no sabes muy bien si estás a favor o en contra de quien sostiene la trama principal.

Enlaza como nadie, las cualidades/defectos de Kepesh, con sus propios planteamientos morales y políticos. Aquello de : ¿habla el personaje o el autor?. Pero, qué alegato tan sublime sobre las libertades individuales…y cita a Tocqueville!

“Un país cuyos documentos esenciales tratan sobre la emancipación, garantizan la libertad individual. No importa cómo te comportes, mientras tu conducta sea lícita. El único tirano es la convención”

Es decir, yo Philip Roth, te presento a un personaje deleznable y al tiempo, te interpelo, a ti lector, para que te plantees si tú mismo no eres igual de deleznable. En el ámbito que sea: social, sexual, económico,… Al fin y al cabo, sólo la norma admitida que responde a la costumbre puede arrastrar nuestro entendimiento.el animal moribundo

La novela es muy breve (120 pág) y quizá el final un tanto abierto, no sea el que precisaba la historia. No obstante, la recomiendo 100%.

 

El verdadero animal moribundo, tal vez sea quien menos te imaginas.

 

 


SEGUNDO PLATO: “Todo lo que no te conté” de Celeste Ng

Es la historia de una adolescente que desaparece. Y a pesar de que conoces el desenlace, ya desde el principio, su lectura merece mucho la pena.

Tenemos un retrato familiar pormenorizado, que nos permite como lectores, acercarnos a la realidad desde las diferentes ópticas que plantean todos los miembros de la familia: James Lee, el padre; casado con Marilyn, la madre y sus tres hijos. La familia debería ser un remanso de paz, pero muchas veces es un auténtico escenario de batalla. Y los conflictos se agravan cuando la experiencia de la emigración ha forzado la necesidad de adaptarse a un nuevo modelo cultural. Te preguntas si es una novela autobiográfica, pero al fin, eso es lo de menos.

todo

Con una manera de narrar limpia y fresca, bien podría ser una historia dirigida al público juvenil. Desde la perspectiva adulta, ves otras cosas. Cómo la culpa planea sobre todos los personajes de la novela, pero la autora, en este caso, no absuelve ni condena, no quiere ser un altavoz moralista. Observa y asume que los seres humanos son esclavos de sus pasiones.

La intensidad de los personajes te demuestra que el drama ocurre muy cerca de ti.


POSTRE: “Malavita”, de Tonino Benacquista

Desde que hace años leyera “La máquina de triturar niñas”, Benacquista me ha conquistado si lo que busco es una escritura de factura seria, pero con una trama teñida de humor.

Y eso que esta historia sobre una familia de la Cosa Nostra metida en el programa de protección de testigos, se me hizo un pelín extensa. No obstante, eso no desvirtúa en absoluto el buen arranque de la novela; ya que el lector va sabiendo “la verdad” a pequeñas dosis.

Las diferentes voces narrativas que adopta el autor, le dan prestancia a un texto cuyo máximo exponente, es el humor. Las situaciones que surgen alrededor de la familia y los métodos que emplean para solucionar los problemas que aparecen, hacen de la novela una buena opción como lectura de evasión.

Y curiosidades de la vida, mientras leía “Malavita”, emitieron la película. Del mismo título en español y con un elenco impresionante,  se trata de una propuesta norteamericana (The family), que arranca más de una risa para una tarde aciaga.

La portada de Lengua de trapo lleva al perro de la familia al frente, pues su nombre no podía ser otro que Malavita. Otra manera más de denominar a la mafia, la cosa nostra.

malavita

El humor hilarante y desenfadado que desprende, es ideal para disfrutar la lectura de otro modo.